Química y nada más.

La ciencia dice que el amor es cuestión de hormonas, pura química fundamental donde los neurotransmisores son los encargados de dicho trabajo. Oxitocina, dopamina, serotonina… todo es un ciclo en la neurobiología del amor y yo lo sé, lo he estudiado, lo he aprendido.

La lógica del cuerpo humano ante los sentimientos es un poco más simple de lo que la mayoría piensa, no hay mayor trasfondo en mirar un rostro y quedarse estupefacto con las pupilas dilatadas, no hay demasiadas explicaciones que demuestren la naturalidad de sentir que las rodillas tiemblan al acariciar una mejilla sonrojada. Amar es un acto sencillo para la piel, para los nervios y para el cerebro, todo lo entiende, lo comprende, lo asimila… no hay incógnitas en este proceso que es tan habitual como soñar o beber té, no hay grandes sucesos heroicos anatómicamente  tras enamorarse,  y yo lo sé, lo he memorizado, lo he entendido.

Sin embargo la ciencia no ha logrado comprender el comportamiento del corazón, órgano que apenas participa en todo esto, y si la mismísima ciencia no ha podido explicar por qué la mayoría de veces le hacemos caso a una bomba que late en el pecho en vez de seguir al intelecto de esa gran  máquina que tenemos instaurada en el cráneo ¿por qué  entonces habría yo te poder explicar y comprender todo lo que siento por ti?

Sponsored Post Learn from the experts: Create a successful blog with our brand new courseThe WordPress.com Blog

WordPress.com is excited to announce our newest offering: a course just for beginning bloggers where you’ll learn everything you need to know about blogging from the most trusted experts in the industry. We have helped millions of blogs get up and running, we know what works, and we want you to to know everything we know. This course provides all the fundamental skills and inspiration you need to get your blog started, an interactive community forum, and content updated annually.

Mujeres Versos, el diario de Marggie

Un poco de mí.

Letrologias- PoemiandoAndo

Desde algún lugar de la mágica Colombia Marggie Ramírez nos transporta con sus letras a un mar de sensaciones enmarcadas en historias de ayeres inconclusos, páginas en blanco que no se olvidan. Sus letras vuelan desde lo putrefacto a lo sublime en una estela de realismo. Amores desapercibidos, diminutos en su timidez, tan valiosos como el jade ansioso de ser pulido. Un tedio ensordecedor que inmortaliza instantes cotidianos en una esfera de cristal sin límites. Bella parca por el anhelo insensato de amar.

Bienvenid@s al diario de Marggie

AQUELLA HISTORIA

Aquella historia no lleva tu nombre
no lleva mi nombre
pero trata de ti, de mí
de nosotros
aquella historia está en blanco
sin tildes
sin comas
sin puntos
aquella triste historia
sin inicio
sin nudo
sin desenlace
aquella historia
nuestra historia
la que nunca se escribió.

CARROÑA

Tejí un nido con mis palabras
guardé el corazón
y se…

Ver la entrada original 381 palabras más

MASTICANDO EN FEMENINO II — MasticadoresEros

Estas son las otras mujeres que nos conforman. Es un placer contar con ellas. Gracias por tanto !MUJERONAS¡ En MasticadoresEros no solo nos remitimos a la palabra escrita. El erotismo es diverso y multidisciplinar, podemos expresarlo de muchas maneras y aquí lo recibimos con amor. Contamos con la colaboración de mujeres artistas que complementan la […]

MASTICANDO EN FEMENINO II — MasticadoresEros

Lo que no resultó ser

He confundido demasiado con el amor,
como aquellos abrazos bajo un cielo gris a punto de caerse
como aquellos lirios rosas que me obsequiaste un Enero cualquiera
como esos besos de despedida en la estación del autobús
como esas notitas que escribías en la puerta de la nevera.

He confundido demasiado con el amor,
como aquellos días que vi despertarte cada mañana
como aquellas noches que te quedaste dormido viendo mi serie favorita
como esos veranos donde el sol iluminaba tus ojos
como esos inviernos donde la nieve golpeaba nuestro techo.

He confundido demasiado con el amor,
lo he llamado de una docena de nombres diferentes
lo he visto arropado en distintas sábanas color pastel.

He aprendido sus números
he olvidados sus voces
he querido su alma
y he dejado de quererlas también.

He confundido demasiado con el amor,
en especial aromas
en especial personas
Y sobre todo
dolores.

8M – !FELIZ DÍA MASTICADORAS DE LETRAS¡ 💜

💜💚

MasticadoresEros

El 8 de marzo se celebra elDía Internacional de la Mujer, un día para luchar por la igualdad, la participación y el empoderamiento de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad. Se celebra en casi todos los países del mundo. Hay muchas formas de contribuir en la jornada: desde compartir a través de las redes sociales una fotografía o mensaje significativo, hasta salir a la calle (Si nos dejan…)

No nos vamos a detener, nos estamos liberando del miedo. ¿Qué podría decir al respecto? ha sido un año muy difícil desde la última vez, y gracias al universo estamos vivas, vivas y coleando para seguir pariendo al mundo que no ha querido darnos el lugar que nos merecemos en este lado del planeta, y, que ya “se ha ido a Marte”. Somos ahora gracias a todas esas mujeres antes de nosotras, que desde sus orillas nunca…

Ver la entrada original 239 palabras más

Amor unilateral

Me he enamorado de tu olvido

de tu voluntad para amar las cosas rotas

de tus sueños de la infancia.

Me he enamorado de tu sonrisa chueca

de tus huellas dactilares

de tus bromas sin sentido.

Me he enamorado de la nada

del espacio que separa tus ojos

de tu incapacidad de lograr quererme.

Me he enamorado de la duda inconclusa

del sentido de no pertenencia

de las ganas de querer atarme a tus pestañas.

Me he enamorado de la carencia de tu amor

de la falta de un afecto recíproco.

Me he enamorado de la tristeza de mi corazón sediento

de mis manos vacías

de tus manos que no me llevan sobre tu cuerpo.

Me he enamorado,

mas el fuego de mi amor, no será para ti.

Primer entrada del 2021

Cuatro de Enero del dos mil veintiuno, me he sentido un poco distraída, como si el alma estuviese en un estado de limbo entre la tristeza y la tranquilidad de una soledad que ya no duele, en Navidad sentí que el corazón se me rompía en mil pedazos, pero esa sensación ha mutado y ahora todo se siente como una torrencial lluvia de recuerdos. Pero ¿qué recuerdos? tengo veintiséis años y suelo confundir el pasado con los sueños, a lo mejor de eso se trata la memoria, de agregar fantasía a los momentos ya vividos.

Estos días he divagado por las cartas escritas de mis versiones anteriores del año trascurrido, escribí exactamente seis cartas a puño y letra, ninguna la entregué y a decir verdad no sé si sea capaz de entregarlas algún día, hoy las leo y las releo con cierto desdén, me avergüenzo de mí, de aquellas letras que nadie ha leído. Cuatro cartas las escribí para un amor que no alcanzó a ser amor y las otras dos van dirigidas a un amor que hace mucho dejó de ser amor; acaso ¿qué estaba pensando? ¿por qué siempre escribo en tiempo presente o futuro, pero nunca en presente? quizá solo soy una tonta enamorada de las palabras sobre el papel, una nostálgica que se enamora y se desenamora en cuestión de parpadeos, aún no sé que soy y que son este manojo de sentimientos que llevo amarrados en eso que llamamos ser, pero creo que seguiré escribiendo cartas, creo que seguiré recordando, imaginando, amando y dejando de amar como rutina, no hay nada de malo en ello, me desarmo y me armo como cualquier rompecabezas que compras en jugueterías, ahora sé que ese es mi superpoder, mi verdad, mi esencia, no le temo a la felicidad y mucho menos al vacío que se siente cuando esta se marcha.

Soy un puzzle y no importa cuantas veces me desarmen, siempre encontraré el camino para armarme de nuevo.