¿Quién se encarga del tiempo?

Quisiera que la vida fuera una canción
ponerla en pausa
repetir mi parte favorita
y volverla a escuchar un millón de veces.

Quisiera poner en pausa mis días
o más bien tus días,
ser la dueña del tiempo y detenerlo .

No quiero que envejezcas
no quiero verte crecer
quiero que te quedas así
o como eras un par de años antes.

Yo puedo volverme vieja,
eso no me importa
he dejado de temerle a muchas cosas
incluso a la soledad,
sé que puedo soportarla
pero no podría soportar estar sin ti.

¿Cómo podría curarme de tu viaje sin regreso?
¿Cómo aguantar el dolor del corazón?
de este corazón que no está seguro de nada, solo de que te ama.

No quiero extrañarte eternamente
no quiero hacerle un altar a tu ausencia
ni hacer poemas de despedida cuando te marches.

Si el cielo existe sé que te irías allí
pero no quiero un ángel
yo quiero que sigas siendo tangible
tocarte, abrazarte y escucharte cada mañana.

Quisiera que la vida fuera una canción
ponerla en bucle
que se acabe todo
que se pudra absolutamente todo
da igual,
volvería a empezar
y allá estarías tú de nuevo
siempre,
siempre estarías tú.

Dualidad

Te he visto en el reflejo del espejo
una tenue silueta al lado de mi cuerpo
me observabas mientras me peinaba
no lo entiendo,
¿Cómo logras verme sin tener ojos?

Tocaste mi mano delicadamente
tú y tu absurdo miedo de hacerme daño
yo y mi absurdo miedo de quererte para siempre.
Empezaste a tatarear una canción de amor
de esas que cantas cuando estás enamorado
no lo entiendo,
¿Cómo logras cantar sin tener boca?

Soltaste mi mano sutilmente
un frío recorrió mi cuello
así que empecé a llorar,
mis lágrimas se convertían en cubitos de hielo
creo que te preocupaste,
creo que quizá exageré,
pero me abrazaste
no lo entiendo,
¿Cómo logras abrazar sin tener brazos?

Empezaste a moverte en círculos
me invitaste a seguirte el ritmo
acertaste,
aunque yo nunca bailo
contigo podría acostumbrarme
no lo entiendo,
¿Cómo logras bailar sin tener piernas?

Me alejé de tu silueta intentando descifrarte
estabas llorando
estabas cansado
y yo también,
me acerqué de nuevo
esta vez con otras intenciones
pero te adelantaste
y me diste el beso más dulce de mi vida
no lo entiendo,
¿Cómo logras besar sin tener labios?

Todo fue precioso por un instante
un baile armonioso sin pasos de más
una canción con la afinación perfecta
un abrazo y un beso de película,
digo de película porque nada fue real.

Tu sombra, el destello de un espejo defectuoso.
Mi imagen, el sueño de una mente desvariada.
No lo entiendo
¿Cómo amarte?
¿Cómo amarme?
¿Cómo no existir?
¿Cómo no amarnos?

Septiembre

Qué tosco son estos días fríos

donde las heridas parecen doler un poco más

donde los recuerdos se hacen verdaderamente nítidos.

Qué crueles son las lluvias en esta parte del altiplano

los dedos de las manos se paralizan sin poder acariciar

los dedos de los pies se congelan sin caminos que recorrer.

Qué hostil es esta época del año

un invierno simulando ser otoño

una primavera muerta,

un verano intermitente.

Qué difícil es sentirse bien en esta hoja del calendario

el reloj se echa a perder

los días son más largos,

la alegría más corta.

Qué injusto son las horas del noveno mes del año

tradiciones tontas de amistades que se fueron

festejos nulos de amores que nunca serán.

Septiembre es un eterno Enero

pero terminará y no lo extrañaré,

será un final muy triste

como tú

como yo,

o como todos los finales de cualquier eternidad.

MASTICANDO EL DESEO – EN PREVENTA — MasticadoresEros

México, Colombia, Uruguay, Ecuador, Venezuela, República Dominicana, Argentina, Filipinas, Camerún, Serbia y España, se unen en un todo resumido en 248 páginas cargadas de emoción y compromiso. Masticando el deseo  es la muestra que visibiliza a escritores noveles auténticos que se abren espacio desde la particularidad de sus voces literarias.

MASTICANDO EL DESEO – EN PREVENTA — MasticadoresEros

Geometría

Sentada en un ángulo rectángulo de un paralepípedo me quedo pensando si todas las cárceles tienen nombre, creo que sí, como también hay cientos de prisiones que llevan nombres coloquiales  o  poseen algún título creativo para que suene bonito.

Desde que nacemos nos colocan esposas imposibles de detectar ante el ojo humano, pero están ahí, nos atan a paradigmas sin preguntarnos antes, nos encadenan a estándares que debes seguir hasta que tu cuerpo ya no sirva más y solo la tierra quiera llevárselo.

¿Pero qué con nuestra libertad?

¿A dónde van los sueños que se aferran a mi alma? ¿O acaso  es que los sueños mueren y de paso el alma también?

No quiero seguir llorando escondida  sobre la arista mientras imagino las llaves de estas esposas  que me atan al olvido;  lo único que quiero es romper el molde y caminar, caminar hasta encontrarme.

 El mundo es redondo, no tiene vértices y si es así ¿por qué entonces no le damos unas cuantas vueltas?

Química y nada más.

La ciencia dice que el amor es cuestión de hormonas, pura química fundamental donde los neurotransmisores son los encargados de dicho trabajo. Oxitocina, dopamina, serotonina… todo es un ciclo en la neurobiología del amor y yo lo sé, lo he estudiado, lo he aprendido.

La lógica del cuerpo humano ante los sentimientos es un poco más simple de lo que la mayoría piensa, no hay mayor trasfondo en mirar un rostro y quedarse estupefacto con las pupilas dilatadas, no hay demasiadas explicaciones que demuestren la naturalidad de sentir que las rodillas tiemblan al acariciar una mejilla sonrojada. Amar es un acto sencillo para la piel, para los nervios y para el cerebro, todo lo entiende, lo comprende, lo asimila… no hay incógnitas en este proceso que es tan habitual como soñar o beber té, no hay grandes sucesos heroicos anatómicamente  tras enamorarse,  y yo lo sé, lo he memorizado, lo he entendido.

Sin embargo la ciencia no ha logrado comprender el comportamiento del corazón, órgano que apenas participa en todo esto, y si la mismísima ciencia no ha podido explicar por qué la mayoría de veces le hacemos caso a una bomba que late en el pecho en vez de seguir al intelecto de esa gran  máquina que tenemos instaurada en el cráneo ¿por qué  entonces habría yo te poder explicar y comprender todo lo que siento por ti?

Mujeres Versos, el diario de Marggie

Un poco de mí.

Letrologias- PoemiandoAndo

Desde algún lugar de la mágica Colombia Marggie Ramírez nos transporta con sus letras a un mar de sensaciones enmarcadas en historias de ayeres inconclusos, páginas en blanco que no se olvidan. Sus letras vuelan desde lo putrefacto a lo sublime en una estela de realismo. Amores desapercibidos, diminutos en su timidez, tan valiosos como el jade ansioso de ser pulido. Un tedio ensordecedor que inmortaliza instantes cotidianos en una esfera de cristal sin límites. Bella parca por el anhelo insensato de amar.

Bienvenid@s al diario de Marggie

AQUELLA HISTORIA

Aquella historia no lleva tu nombre
no lleva mi nombre
pero trata de ti, de mí
de nosotros
aquella historia está en blanco
sin tildes
sin comas
sin puntos
aquella triste historia
sin inicio
sin nudo
sin desenlace
aquella historia
nuestra historia
la que nunca se escribió.

CARROÑA

Tejí un nido con mis palabras
guardé el corazón
y se…

Ver la entrada original 381 palabras más